Prützmann: "No jugaré Liga Saesa y el retiro es una posibilidad"

La hincha número 1 del capitán. Los Prützmann, Claus y su pequeña hija Olivia, disfrutaron juntos el título logrado por el CDV.
 
Mientras disfruta del título conseguido junto al CDV, el segundo del club, el segundo personal, Claus Prützmann mira al pasado reciente y esa copa que a él mismo le tocó levantar; y al mismo tiempo el pasado más lejano, cuando formó parte de la primera estrella para los albirrojos. Entonces un joven estudiante, ahora un orgulloso padre, que gozó tanto como su hija Olivia de una campaña que terminó con una gran alegría para todos los valdivianos. El pívot también vive el presente y decide su futuro, ya no dentro sino que afuera del parquet. Analiza jugar sus últimos partidos y, después, no descarta seguir vinculado al Deportivo Valdivia, pero colaborando desde otra posición, ya no jugando sino que gestionando. 
 
A un mes de la histórica y heroica obtención del título en la Liga Nacional de Básquetbol (LNB) por parte del Deportivo Valdivia, la hinchada sigue recordando  -y disfrutando- de esa nueva estrella que bajó del firmamento y se bordará en el escudo y la camiseta albirroja. Mientras, el DT Manu Córdoba y los directivos han trabajado silenciosa pero efectivamente, para armar un equipo que siga siendo competitivo y a la vez atractivo para la feligresía que concurre a la catedral del básquetbol chileno. Porque el campeón merece jugar con Coliseo lleno.
 
Ya se aseguró a Erik Carrasco por dos años más, muy a pesar de los vecinos y archi rivales, pero escuchando la voz del pueblo valdiviano, que pidió a gritos su continuidad. También a dos piezas fundamentales, como Sebastián Suárez y Christopher Altaner. Además llegaron como refuerzos David González, Nicolás Aguirre, nuestro conocido Gerardo Isla, y la última contratación: el ex UdeC Pablo Coro. Y falta, porque se trabaja en traer un interno para completar el plantel.
 
La alegría del plantel campeón. Carrasco, Suárez y Altaner, los únicos que renovaron con el CDV. Otros debieron partir. Prützmann, al centro, se tomará un descanso antes de volver, para sus partidos finales.
 
Lamentablemente, el símbolo y capitán de la última campaña no estará. Campeón de la Dimayor en 2001 con apenas 22 años y ahora con 36 de la LNB, Claus Prützmann da un paso al costado, deja vacante su camiseta, la número 11, y también la jineta. Pero no es un "adios", es un "hasta pronto", antes de colgar definitivamente las zapatillas talla 49,5.
 
Parte de los momentos más altos de la historia del CDV, Prützmann formó parte además del plantel que logró el vicecampeonato sudamericano de clubes en 2002, jugando como local en el Coliseo. Por todo eso, hoy repasa el presente y el pasado glorioso del club con orgullo. Con orgullo de valdiviano.
 
"Todo lo que hemos pasado en estas últimas semanas, con tanto reconociniento y el cariño de los hinchas, ha sido hermoso. Trae recuerdos de la primera estrella de Valdivia, el año 2001, y ahora esta de 2014. Soy afortunado de ser el único que está aún vigente de esa generación. Haber visto en el homenaje de la Municipalidad a compañeros como Sandor (Bravo), Felipe (Henríquez), Johnny (Gómez) y Paulo (Henríquez); mezclar el pasado con el presente, es una alegría especial y un reconocimiento merecido a los que tanto le han dado a Valdivia", dice de entrada.
 
(Imagen: captura de pantalla, transmisión CDO)
 
- Ahora hay que pensar en lo que viene... en armar el equipo. Ya se han sumado varios, pero ¿Cómo lo ves en lo personal?
 
En lo personal está la posibilidad del retiro. Creo que sería el momento más adecuado, en lo más alto del básquetbol nacional, con un título en la mano y el reconocimiento de la gente. Lógicamente que debo evaluarlo, pero la Liga Saesa no la voy a jugar, eso lo tengo claro. Puede que esté en la Liga Sudamericana, eso lo veré en su momento.
 
- El 2001 eras joven y ahora este título te agarró más maduro, eres padre y tu hija Olivia te acompañó en la final y en la premiación... imagino que para ti es especial que ella te vea jugar, salir campeón...
 
Sí. El 2001 yo era parte del equipo, pero aunque jugué bastante y en la final tomé muchos minutos, no tenía mucho protagonismo. Ahora me encuentro en otra situación, siendo más protagonista, capitán del equipo. Y naturalmente que uno de los factores de mi regreso fue que mi hija pudiera ser partícipe de esto, hacerla parte de esta historia y de la inmensa felicidad que significa lograr esta copa para Valdivia. Yo creo que ella, a su corta edad, a punto de cumplir cuatro años, vibra con todo esto. Se ve en la tele, en los diarios, y alucina con eso. Creo que los recuerdos de ver un gimnasio lleno, la alegría de su papá y de todo el equipo, porque conoce a todos los jugadores, es notable. Ella recordará todo esto para siempre, porque lo disfrutó al máximo. 
 
¿Sabes? Todo eso me pone muy contento, porque eran dos mis objetivos al regresar: uno ayudar al equipo y el segundo que mi hija, que es fundamental para mi y lo más importante en mi vida, esté en un momento tan importante. 
 
Claus y Olivia, inseparables en el Coliseo. "En parte, volví al CDV para que ella me viera jugar, para que sea parte de este momento tan importante", reconoce con sinceridad el "gringo".
 
- ¿Descartas la opción de seguir? Tal vez puedas colaborar en el club, pero desde otra función, una gerencia deportiva tal vez...
 
Si, siempre es bueno devolver la mano. Y una buena forma de hacerlo sería, tarde o temprano, como dirigente o colaborador del club. Carlos Kunstmann y los directivos que están ahora necesitan ayuda. También es necesario un recambio, es bueno que haya sangre fresca, porque eso trae nuevas ideas, nuevas energías, y para un tema tan competitivo y tan complejo siempre se necesita que las personas a cargo estén a un cien por ciento. Me gustaría en algún momento, cuando tenga más tiempo, estar ahí, presente y colaborando con esta institución que me vio nacer como basquetbolista, desarrollarme, y cerrar el ciclo con otro título. Me siento en deuda con el club y por supuesto que me gustaría ayudarlo desde un rol distinto, ya no como jugador.
 
 
Diego Sáez M. - CDVweb
(Fotos: Archivo personal Claus Prützmann - Capturas de CDO)

APOYAN AL CDV











@CDVBasket